Ablación genital femenina. La delgada línea entre la tradición y tortura.

La mutilación genital femenina comprende todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos. Es símbolo de “pureza, higiene y honestidad” y es practicado por más de 200 millones de niñas menores de 10 años de los 30 países Africanos, de Oriente medio y de Asia.

mujeresafricanas3

“Me dijeron que me iban a purificar, parecía una fiesta y mi madre sacó mi ropa interior. Me acostaron en el piso donde había un agujero para la sangre, mi abuela abrió mis piernas y me pusieron un trapo en la boca. Luego una señora tomó una cuchilla y me cortó. Todo fue cuando tenía 8 años”.

A menudo la mutilación genital femenina responde a la concepción de lo que se considera una conducta sexual “aceptable” y tiene por objeto asegurar la virginidad antes del matrimonio y la fidelidad después de él. El dolor  y la abertura vaginal “cosida” ayudaría a resistir la tentación a posibles relaciones extra conyugales.

Mira también: Adicción a la pornografía

La falta de ésta práctica en alguna joven reduce la posibilidad de la misma de encontrar un esposo “digno”, y viene asociada a la idea que las niñas son puras, hermosas y que deben eliminar de su cuerpo aquellas partes que las inducirían al pecado. Los procedimientos para semejante vejamen son múltiples y característicos de acuerdo a la región. Los objetos varían desde cuchillos afilados, tijeras, hojas de afeitar, hasta pedazos de latas.

Siempre bajo el oscuro manto de “tradición”, se realiza una fiesta, donde los hombres de las comunidades beben y bailan, mientras a sus niñas, hermanas, parientes, les cercenan la posibilidad de sentir placer sexual de por vida. Las cosen rudimentariamente y las sumergen en agua unas horas, para culminar el ritual de purificación mientras las pequeñas se encuentra al borde del desmayo.

mujeresafricanas2

A través de Organización Mundial de la Salud (OMS), está considerado (recién a partir del 2008) que la AGF es una violación a los derechos de las niñas, solo en un solo país de África, Kenia, a partir del 2017, está prohibida esta práctica aberrante.

A pesar que la MGF, refleja una violación de los derechos humanos, una desigualdad entre los sexos muy arraigada, una clara muestra de discriminación de la mujer y sobre todo de los derechos de las niñas, cuando estas niñas juegan entre ellas, la que no está mutilada es considerada una sucia, una niña impura. La ablación, excisión, clitoridectomía o infibulación expone a las pequeñas mujeres a infecciones, hemorragias, problemas urinarios, infertilidad, trastornos por traumáticos.

En 1997, la OMS y UNICEF hicieron pública una declaración conjunta contra  esta práctica. En el año 2008, comenzó a tratarse en la ONU. Pero pese a todo, las emigrantes de éstas áreas llevan consigo el aberrante bagaje cultural de la mutilación, por lo tanto el problema se convierte en mundial.

Anuncios

Escrito por Nora Possetti

Periodista

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s