Los cómics al igual que toda la literatura y contenidos audiovisuales siempre buscaron transmitir un mensaje. Un ejemplo claro es la obra de Oesterheld, “El Eternauta”. En una entrevista exclusiva de Sociedad Café al periodista Mariano Abrach, se analizaron varios temas relacionados: desde la actualidad de las editoriales y el mundo de los cómics hasta el contexto histórico de una de las mejores historietas argentinas.

¿Cómo ves la actualidad del mundo de los comics?

“Es complejo. Lo que es «industrial», más que nada lo que viene de Estados Unidos y luego reeditado acá mostró un crecimiento en los últimos años. Veo que hay un público que se recuperó en base a la producción audiovisual, ya sea en televisión, Netflix, etc”. Continuó: “Eso rebotó en las ediciones nacionales que se venden junto a los coleccionables en los kioscos, que hoy por hoy hay un montón, de Marvel por ejemplo”. Así mismo Mariano comentó que las comiquerías en la actualidad no son lo mismo que hace 10 o 5 años. Antes las ventas eran menores, incluso hace poco tiempo atrás todos los productos de Marvel eran ediciones españolas o norteamericanas, el hecho de que actualmente sean de producción local es una gran ayuda. “Entonces yo veo que, por lo general, la lectura del cómic creció en estos últimos años pero a su vez el hecho de que se compren muchos cómics en kioscos afecta a las comiquerías o en editoriales nacionales” agregó.

Mariano Abrach es periodista y distribuidor. Actualmente trabaja en tres editoriales: Szama Ediciones, La Pinta LeNoise. A su vez las tres integran el colectivo editorial Big Sur. Estas son editoriales de catálogos diferentes pero que se unieron por motivos económicos y a su vez para participar en eventos en diferentes lugares del país, organizarse en la impresión y también la edición. Así mismo Mariano dedica la mayor parte de su tiempo profesional al mundo de los cómics.

c53d5289-af93-4985-99fe-e1f8c02b2b04

Referido a las pequeñas editoriales y producciones independientes argumentó: “Se han recuperado mucho en los últimos años, pese a que la economía de ahora no sea la mejor. En los 90 prácticamente dejaron de existir las editoriales, desde aquel entonces empezar de cero a lo que estamos viviendo hoy es una consecuencia lógica”. Los 90’ fueron difíciles para todos, incluso para las editoriales pequeñas que no tuvieron espalda económica para soportar la crisis. “En ese momento cerraron muchas editoriales, sin embargo nunca se dejaron de hacer historietas, todo eso fue fue una consecuencia de lo que fue el cierre industrial de esa época. Cerraron todo tipo de industrias nacionales, quedaron los grandes grupos de empresarios que se movían por rentabilidad”. En esos años hacer historietas no era una actividad rentable y mucho menos un buen negocio, por ende muchos cerraron y la mayoría buscó otros caminos. “Dibujantes que trabajaban de manera profesional empezaron a trabajar para el exterior y los que no eran profesionales empezaron a trabajar por su cuenta. Hoy, 20 años después, esos que hacían fanzine fotocopiado ahora tienen su editorial”. Las historietas nunca dejaron de hacerse y se siguieron leyendo. Simplemente fue cambiando su manera de circulación, dependiendo principalmente de la economía.

Si querés contar una historia, ¿que cambiarías si tuvieras que adaptarla a un cómic, una novela o al cine?

“Son medios que son parientes pero a la vez distintos. Tienen cosas similares y también depende de la manera de trabajo de cada autor. Por ejemplo, a nivel industrial, hay autores que cuando están pensando el guión de una historieta ya mismo están pensando en cómo se adaptaría esa historieta a la televisión o al cine”. Sin embargo es una situación que sucede en Estados Unidos, donde las editoriales tienen muchas conexiones con productoras o donde los escritores escriben por contratos. “Acá veo muy difícil que una historieta llegue a adaptarse a la televisión o al cine, acá los autores escriben para  historietas y nada más, sin pensar en una adaptación”. Evidentemente todo depende del autor, del dibujante, y principalmente del presupuesto. “En las historietas hay un componente visual fundamental. Cada medio tiene sus posibilidades y limitaciones, el cómic no tiene sonido por ejemplo y tiene que pasar por otro lado. No tiene movimiento entonces la dinámica va por el dibujo y la cantidad de páginas”. Así lo comparó con otros medios: “La novela es todo texto, tenes que apoyarte en la descripción y la economía de palabras. En lo audiovisual tenes imágenes, sonido, movimiento pero limitaciones económicas que en la historieta no. Si yo quiero hacer 60 naves espaciales invadiendo Buenos Aires en el cine no puedo, cuesta una fortuna”.

¿Por qué elegís la historieta?

“Por posibilidades absolutas. Todo lo que se quiera dibujar o mantener a nivel narrativo se puede hacer”.

¿Cómo se hace un cómic?

“La manera ideal de trabajar en la elaboración de una historieta es en equipo, poniendo en común las ideas tanto del escritor como del dibujante. El guionista escribe el guión y luego se comunica con el dibujante para expresarle que es lo que intenta lograr con ese guión y el dibujante, a su manera, elabora las imágenes”. Por otra parte contó la manera de organización que tienen en las editoriales donde trabaja. “En el colectivo que trabajo yo no tenemos jefe ni una ideología establecida, si tenemos diferencias lo discutimos entre todos para ponernos de acuerdo, y si no llegamos a eso se vota y se toma una decisión respecto a lo que haya votado la mayoría”.


El Eternauta es una historieta argentina de ciencia ficción creada por el guionista Héctor Germán Oesterheld y el dibujante Francisco Solano Lopez. Publicada inicialmente por Hora Cero Semanal de 1957 a 1959. Sin embargo hay varias versiones y partes. La segunda versión fue escrita por Oesterheld, dibujada por Alberto Breccia y publicada en Revista Gente en 1969. Así mismo el El Eternauta 2 se publicó en 1976, pero este al igual que la versión anterior marcaron un gran cambio en la historia. 


¿Cuales diferencias encontrás entre la primer versión y la segunda?

“Hay un montón. El dibujo de Francisco Solano López es un dibujo más clásico y realista. Lo que hace Breccia en su versión es más experimental, relacionado con las bellas artes y ese tipo de cosas. A pesar de que la segunda versión tuvo menos circulación esta mostró una profundización ideológica de Oesterheld”. Según él esta versión mostró el planteo de la Argentina contra el imperio del norte y una ideología de izquierda que también se vio reflejada en “El Eternauta 2”, publicada en 1976 y en otras obras como “450 años de Guerra Contra el Imperialismo” y “La Guerra de los Antartes”. Cada vez más se fue plasmando la ideología de Oesterheld, que estaba en la primer versión, sólo que más sutil. Decía las cosas entre líneas, sin ser directo. “El autor hizo un planteo ideológico y narrativo a la vez. ¿Por qué tenía que invadirse siempre el hemisferio norte y nunca el sur? Mostró que Argentina podía ser invadida así como Estados Unidos, Europa o lo que sea”.

¿Por qué crees que fue publicada en Revista Gente y luego suspedida?

“Me llama la atención que haya llegado a Revista Gente, desconozco el motivo. Igual pienso que decir que no les gustaban los de dibujos de Breccia fue una excusa para sacarse de encima ese guión que por ahí no era lo que se esperaban”. Pensaron que iban a tener una simple una historia de ciencia ficción y no fue así. Continuó: “La ciencia ficción como género habla de cuestiones que son propias del presente proyectadas en un futuro imaginario para poder narrarlo libremente. Estas en realidad te están hablando de lo que sucede en la actualidad”

¿Crees que había un mensaje oculto?

“A lo largo de la historieta se ve reflejada la ideología de Oesterheld, no es un mensaje oculto pero va demostrando su punto de vista. Al margen de eso se puede discutir si eso está bien o mal a nivel narrativo, en lo personal, a mi no me parece mal”. Es decir uno sabe a quién va a leer y a mi no me molesta leer obras en donde haya un punto de vista político tan claro, al contrario, siempre me gusta puntualizar y comprender el contexto en que se escribió cada obra, agregó.

Hay que comprender a Oesterheld en cada momento. Fue profundizando su ideología poco a poco. No fue el mismo en su primer versión del ‘58, la versión 2 del ‘69 y en El eternauta 2 del ‘76. A esta última la escribió viviendo en la clandestinidad y con casi toda su familia desaparecida o asesinada durante la dictadura militar. Desgraciadamente él terminó de de la misma manera en 1977. Está claro que la Argentina de 1957 era otra, durante un post-peronismo y un planteo económico con otro enfoque. Por eso mismo cada obra debe ser analizada dependiendo del contexto histórico

¿Se habla de política en los cómics actuales?

“A nivel político hay montones de editoriales hablando del feminismo y de las perspectivas actuales. Hay muchos escritores que canalizan su forma de vida a través de sus obras”.

¿La agenda mediática puede condicionar los temas a tratar?

“Lo que tiene la producción argentina, contemporánea y actual, es mucha diversidad, no es solamente lo que afecta a la agenda. Siguen habiendo historietas de género puro, sin predecir nada más que eso. En cambio, hay historias de guerreros y demás que, como en El Eternauta, se ve reflejado a través de sus líneas algo que pasa en la sociedad o algo que le pasa al autor en particular y uno como lector puede identificarse con eso”.

¿Los cómics norteamericanos también muestran un mensaje político entre líneas?

“Tanto DC como Marvel han realizado obras en las que se refleja el momento y la agenda, por ejemplo el Capitán América en la segunda guerra mundial pegándole una piña a Hitler. También cuando eligieron a Obama como presidente sacaron un cómic de Spiderman con él. En Estados Unidos juegan mucho con el tema de las minorías”. Usualmente buscan una forma para que todos se puedan representar o sentir representados con un personaje, comentó. “La industria busca satisfacer a quien le paga, si bien podes tener autores preocupados por lo social pero el que maneja la industria intenta satisfacer al que compra los cómics”.

Anuncios

Escrito por Nahuel Gentile

Lic. Periodismo. Director de Sociedad Café.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.